Ejercicio físico en verano: beneficios, alternativas y precauciones

Ejercicio físico en verano: beneficios, alternativas y precauciones ComentarioComentarios
Jueves, 13 de agosto 2015

Vacaciones, sol, altas temperaturas...En verano todo puede parecer maravilloso hasta el hecho de hacer deporte bajo un sol de justicia. Pero, ¿a qué riesgos te expones cuando practicas ejercicio en esta época del año?

Durante estos meses de verano en los que el calor aprieta también conviene que realices algo de actividad física para mantener tu cuerpo en buena forma y, al mismo tiempo, cuidar tu salud. Como en esta época del año la temperatura es elevada, deberías buscar opciones alternativas y tomar una serie de precauciones con la finalidad de evitar los temidos golpes de calor.

El agua, el medio más idóneo

Los grandes esfuerzos no son recomendables para esta época del año, así que el agua se convierte en el medio más idóneo para la práctica deportiva. Por ejemplo, nadar en la piscina de tu urbanización -si tienes esa suerte-, polideportivo o bien en la playa siempre y cuando el estado del mar lo permita y haciéndolo en paralelo a la orilla es una magnífica opción porque te permite hace deporte minimizando el efecto de las altas temperaturas y disminuyendo el riesgo de padecer un golpe de calor.

Los mejores bañadores de natación para mujer

Busca la sombra

Para aquellas personas que vivan lejos del mar o no cuenten con una piscina cerca de su vivienda habitual, también pueden realizar otro tipo de ejercicios al aire libre como abdominales, flexiones, sentadillas, etc. pero haciéndolo sobre una esterilla o toalla a la sombra.

Deporte al aire libre

Otra opción siempre muy interesante en esta época estival son los deportes realizados al aire libre y en pleno contacto con la naturaleza. La montaña es un medio fantástico para ejercitarse de una manera todavía más divertida y saludable. Hacer senderismo o pasear en bicicleta son algunas de las alternativas que te proponemos si te gustan los planes tranquilos. Los más aventureros pueden probar con el rafting, el piragüismo o la escalada.

Evita los golpes de calor

Independientemente de la opción por la que te decantes, lo más importante durante el verano es prevenir posibles golpes de calor. Si estás en un lugar con altas temperaturas es aconsejable que hagas ejercicio a primera hora de la mañana o a última hora de la tarde. Aun así, recuerda proteger tu cabeza con una gorra y vístete con ropa transpirable.

No olvides hidratarte

Otro aspecto sumamente importante es el tema relativo a la hidratación. Debes beber agua antes, durante y después de realizar ejercicio físico sin esperar a tener sensación de sed o sequedad en la boca. Además, de esta manera evitarás la pérdida de electrolitos y minimizarás el riesgo de sufrir posibles lesiones.

Tal vez te interese: 6 síntomas de la deshidratación

Conoce a Raissa nuestra entrenadora personal: 10 minutos de ejercicios al día para conseguir un abdomen plano

Deja tu comentario

Tienes que estar registrado para poder comentar

© MUNDOTRAINING Copyright 2021.